Alerta en la Rosada: los diputados K corren a Máximo de la primera línea y buscan más acuerdos con los dialoguistas

Compartir:

Los 160 votos a favor en la aprobación en Diputados de una nueva fórmula de movilidad jubilatoria fueron celebrados por toda la oposición, desde la más dura hasta la llamada dialoguista, con la perspectiva de que tendrá chances de insistir con los dos tercios en caso de que el Senado sancione la ley y Javier Milei la vete, como ya adelantó.

El Presidente señaló a Maximo Kirchner como el autor de la “trampa legislativa”, aunque referentes de distintos sectores de Unión por la Patria pusieron en marcha una estrategia conciliadora, en la que cedieron y apostaron a «salir de los extremos» para que prosperaran las negociaciones y darle al Gobierno otro golpe en el Congreso.

Lo mismo en el radicalismo y Hacemos Coalición Federal, dos de los bloques que se desprendieron de los reparos de acordar con la “mancha venenosa” o “los leprosos”, como se denominan los propios integrantes del bloque presidido por Germán Martínez para reflejar las dificultades de avanzar con una agenda a contramano de los intereses de la Casa Rosada.

Mientras transcurría la sesión, diputados de esos espacios más la Coalición Cívica y otros que responden a gobernadores consensuaron una suba intermedia (1,09 veces la canasta básica total por adulto) del piso de los haberes, dejar al margen el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, como exigía el kirchnerismo, y fijar que la cancelación de las sentencias firmes y las deudas con las provincias con cajas jubilatorias no transferidas la afrontará la ANSeS con recursos tributarios con asisgnación específica a la Seguridad Social.

Por Unión por la Patria, además de Martínez a las conversaciones con el resto de la oposición se sumaron Itaí Hagman, Cecilia Moreau, Victoria Tolosa Paz -con la inercia de los vínculos que había tejido para la restitución del Impuesto al Tabaco-, el riojano Ricardo Herrera, la camporista Paula Penacca y la massista Sabrina Selva. Máximo Kirchner no intervino directamente, aunque conserva influencia en el bloque que dirigía hasta la firma del acuerdo con el FMI.

Germán Martínez habla con Nicolás Massot, Oscar Agost Carreño, Pamela Calletti y Emilio Monzó. Foto: Emmanuel Fernández.Germán Martínez habla con Nicolás Massot, Oscar Agost Carreño, Pamela Calletti y Emilio Monzó. Foto: Emmanuel Fernández.

Los radicales ya habían acordado con Hacemos y consiguieron que se votara su dictamen y no el del peronismo, rechazado en primer término. De ese modo lo presentaron como que Unión por la Patria se acercaba a los dialoguistas y no al revés. Desde el PRO buscaron pasarle la factura y hubo cruces entre los ex socios de Juntos por el Cambio. “Dime con quién votas y te diré quién eres”, apuntó Cristian Ritondo.

Por la UCR también negociaron representantes de las distintas tribus: el mendocino Lisandro Nieri, la bonaerense Karina Banfi, la cordobesa Gabriela Brower (de Evolución), Pablo Juliano -alineado con Facundo Manes- y el secretario parlamentario Alejandro Cacace, en tándem con Nicolás Massot, la socialista Mónica Fein, Ignacio García Aresca y Alejandra Torres por Hacemos, Juan Manuel López y Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica y Pamela Caletti por Innovación Federal, entre otros diputados. Rodrigo de Loredo y Miguel Pichetto, acaso más incómodos con la confluencia con el kirchnerismo, por momentos tomaron distancia.

En línea con la estrategia de confrontar con el kirchnerismo, Milei se enfocó en Máximo Kirchner y separó a los “diputados bien intencionados” a los que les adjudicó haber caído en la “trampa legislativa” del titular del PJ bonaerense. Al oficialismo esta vez no le alcanzó con esa consigna, como ya había sucedido con el rechazo al megadecreto 70/23 en el Senado.

“No hubo trampa. Trabajamos con otras bancadas para mejorar las jubilaciones. El Presidente tiene distorsionada la visión sobre el Congreso”, replicaron cerca del ex jefe de bloque de Unión por la Patria.

En cuanto a la lectura de los 160 votos, desde los distintos sectores coincidieron en que se trató de un acuerdo puntual aunque los más críticos del Gobierno abrieron la expectativa de replicarlo en otros temas. Para el 3 de junio quedó prevista otra sesión para tratar el presupuesto universitario y la restitución del Fondo de Incentivo Docente. En Unión por la Patria preparan proyectos para frenar los aumentos de tarifas y los despidos, otros vinculados al transporte y para proteger a la industria y a las pymes, con el propósito de impulsarlos en el segundo semestre.

“Estamos construyendo un vínculo de confianza entre los que no tenemos tantas mochilas ni cuentas pendientes”, se entusiasmó uno de los que participó en las negociaciones con la posibilidad de avanzar con otros acuerdos, aunque otros lo relativizaron. “Ellos hacen una con nosotros y se esconden en diez”, les dedicaron a los dialoguistas.

Como muestra de los límites, el kirchnerismo continúa con el intento de reunir los votos para bajar el DNU en Diputados, por el momento sin éxito. Los radicales, Hacemos y la Coalición Cívica decidieron avalar por ahora la vigencia, y en todo caso evaluarán el escenario después de la eventual sanción de la Ley de bases.

También puede interesarte

A qué hora juega la selección de México vs. Jamaica por la Copa América 2024 y cómo es el historial

La Copa América 2024 se disputará en Estados Unidos entre el 20 de junio y el 14 de...

Así es la nueva vida de Maite Peñoñori en Miami: consiguió trabajo y ya debutó en televisión

En diálogo con TN Show, la periodista de espectáculos contó cómo se está adaptando a la ciudad estadounidense...

La Patagonia bajo la nieve

La Patagonia continental está pasada de frío, de viento y de incomunicación: un temporal de nieve llegado a...

Nicolás Maduro se comparó con Javier Milei: dijo que Venezuela «está derrotando la inflación y, además, distribuyendo la riqueza»

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se comparó este viernes con Javier Milei: acusó al libertario de estar...